Qué hacer si el marketing no está dando resultados

marketing-planLa premisa reinante es que el marketing va a arrojar siempre un resultado positivo, pero puede presentarse la ocasión en que esto no se cumpla. Aunque la probabilidad en casi nula, no es algo enteramente imposible. Si eso sucediera, toda la estrategia de posicionamiento, comercialización y ventas estaría sumida en una baja importante, que puede causar el declive de la situación financiera de la empresa o bien, en el peor de los casos, causar pérdidas. Pero hay mucho por hacer si es este el caso. Lo primero que se debe determinar es si realmente el marketing no está surtiendo frutos.

Signos del fracaso de una estrategia de marketing

La primera señal es la falta de interés del público por la marca o el producto. Esto puede ser causado también por un mejor desempeño de la competencia o sencillamente por un problema de control de calidad. Pero si el fallo proviene del marketing, se reflejará en los canales de atención y seguimiento: se pierde el contacto, el público comienza a inclinarse hacia otras alternativas del mercado y de ser así, inmediatamente hay que implementar una nueva estrategia para volverle a captar y reposicionarse. No todo está perdido, solo hay que cambiar la estrategia usada.

Otro signo a tomar en cuenta es la falta de comunicación a través de los canales que se han implementado para acercarse al cliente. En este punto vale la pena recalcar la importancia de que esos canales funcionen adecuadamente, que los SEO utilizados sean los correctos y que la publicidad no haya alcanzado un punto de quiebre. Si los anuncios, las ofertas y la forma de presentarse no son los adecuados, el marketing necesita ser revisado. Algo en los estudios de mercado no está siendo contemplado o no ha logrado su objetivo de acercarse al cliente. Hay que enfocar el análisis hacia otras necesidades o quizás hacia la misma, pero desde otra perspectiva. Para ayudarse un poco con este tema, se recomienda visitar frecuentemente el blog de información de marketing, le dará tips para combinar marketing con pago por click.

Las propuestas de manejo del marketing de son hoy en día, más que una herramienta, un conocimiento vital para el desarrollo de esas estrategias. Pasemos al punto de revisión de las estrategias:

Verificar el SEO

Las palabras clave deben estar enmarcadas en el contexto del mercado, en las necesidades del cliente y en las posibles soluciones que se le van a ofrecer, no ser únicamente palabras que atraigan al público a un sitio web.

Revisar los contenidos

Si la información que se da en los canales no satisface a los usuarios respecto a las necesidades y problemas que está buscando solucionar al visitar uno o varios sitios en internet, simplemente no van a surtir efecto. Aunque el SEO los haya conducido hacia el site, esos contenidos tienen que ofrecer soluciones, explicar cómo resolver el problema en la medida de lo posible, invitar a probar el producto y a confiar en la marca, darle garantía a ese cliente potencial de que la necesidad puede ser solucionada, fomentar la participación y además brindarle oportunidad de disfrutar del contenido, no solo de consultarlo sino hacer que permanezca en el sitio un tiempo, que vuelva a visitarlo y que sus actividades en él no se vean interrumpidas para venderle el producto o presentarle la marca. Todo tiene su momento durante la visita a la página o al canal.

La importancia de la interacción

El monitoreo constante de las impresiones del cliente puede darle al marketing la oportunidad de ofrecer otras soluciones cuando la experiencia que manifiesta el visitante no es la esperada con la presentación. Pero el descuido de las sugerencias, reclamos y gratificaciones puede acarrear el desinterés. Mientras el cliente se sienta atendido, la marca ganará confiabilidad y el mercadeo habrá cumplido su objetivo. Si los contenidos no le son gratos, el visitante también manifestará su inconformidad y es aquí donde hay que hacer hincapié para solucionar la falla de la estrategia, en no descuidar ninguno de los elementos, y de no dar resultados estos elementos, tener siempre un “Plan B” para implementar y continuar la marcha.

Deja un comentario